Lord

Por Cecilia Vidaurreta
11 de enero de 2017

Lord no es un musical más.

Lord demuestra ser el resultado de un intenso trabajo en equipo que se luce con toda su magia y talento arriba y abajo del escenario.

Ya la increíble escenografía de Jorge Ferrari, nos transporta a otra dimensión desde que nos acomodamos en las butacas.

La obra, inspirada en “Un cuento de Navidad”, de Charles Dickens, comienza con un cuadro propio de la época victoriana, con un Pepe Cibrián que impacta con su presencia, con su sutileza y humor agudo, junto a un elenco sólido que con sus actuaciones, vestuario y cantos acompaña el guiño a la estética del siglo XIX.

Lord es un hombre avaro que elige pasar solo sus navidades, lejos de su yerno y su nieta a quien se niega a conocer, pues ha perdido a sus dos grandes amores, su mujer y su hija, y se encierra en sí mismo para no volver a sufrir.

Es un avaro de sentimientos, no se permite sentir nada más. Por atesorar lo perdido, se pierde a sí mismo. Y ahuyenta a todo aquel que intente acercarse.

Pero en cuanto nos creímos por dónde iba la obra, hace su aparición la magnífica Georgina Barbarossa, en el papel de Lady Parca, quien con su solidez y derroche de gracia y frescura hace deslizar la trama hacia una serie de escenas delirantes y deliciosas que provocan sorpresa, risa y complicidad.

Junto a ella un ensamble que sorprende y entretiene con sus actuaciones cómicas y sus voces virtuosas en un despliegue de cuadros de gran belleza visual, donde cada uno tiene su momento especial para demostrar su talento.

Y así transcurre una noche singular, en la que Lord recibe visitas fantasmales que lo confrontan con  su pasado, con su presente y con el futuro que comienza a no desear.

Una noche en la que acompañamos la renovación de este personaje, en su nostalgia, en sus recuerdos más profundos, en su necesidad de creer en un futuro mejor para él.

Y así este hombre que hechiza por su sola presencia, que expone por momentos con crudeza su vulnerabilidad y necesidad de afecto e inspira ternura y compasión, conmueve con su apuesta al cambio, a la esperanza, a un mundo mejor.

Una hora cuarenta de transformación, donde queda flotando la frase de la genial Georgina cuando lo visita en el rol del fantasma de su mujer: “Nunca dejes pasar tu hora del té”.

Mención muy especial para Santiago Rosso, el joven compositor y director de tan bella música, una música para nada pomposa, que, junto a su orquesta, acompaña los diferentes momentos y realza sentimientos, textos y canciones, así como despliega energía y virtuosismo en los cuadros festivos.

Como señalábamos al inicio, es evidente el resultado de un sólido trabajo en equipo, donde se destacan todos aquellos que no vemos sobre el escenario pero que son pilares fundamentales para que una obra sea exitosa, desde la codirectora general de Pepe Cibrián, Valeria Ambrosio, hasta el sonido impecable, los vestuarios ingeniosos, la iluminación, la dirección coreográfica y vocal, arreglos musicales, caracterización, y todos quienes han logrado este producto de gran belleza y calidad teatral.

 

CALIFICACIÓN: Calificación: 5 / 5

Ficha técnica

Lord

Título: Lord

Autor: Pepe Cibrián - Santiago Rosso

Elenco: Pepe Cibrian Campoy – Georgina Barbarossa – Gustavo Monje – Damian Iglesias – Belen Pasqualini – Ignacio Monna – Alejandro Gallo Gosende – Rossana Laudani – Diego Bros – Emiliano Oberndorfer – Jimena Gonzalez

Director: Valeria Ambrosio

Sala: TEATRO ASTRAL – Av. Corrientes 1643 – CABA

Funciones: Jueves y Viernes 21.00 hs – Sábados 20.00 y 22.30 hs y Domingos 20.00 hs.

Valor: desde $350 a $700

Web: https://www.plateanet.com/Obras/lord